Maduro despliega misiles rusos en Caracas

Maduro despliega misiles rusos en Caracas

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANB) desplegó misiles de fabricación rusa S-300 en alrededores de Caracas, según informó el domingo la consultora israelí en defensa ImageSat International (ISI).

Imágenes satelitales tomadas el 20 de marzo y publicadas en la cuenta de Twitter de la empresa especializada muestran el escudo antimisiles, que entró en operaciones en la base aérea Capitán Manuel Ríos luego de una serie de ensayos realizados en febrero de 2019, en el marco de las maniobras Bicentenario de Angostura lanzadas por el régimen de Nicolás Maduro, indicó el sitio en internet Infobae.

ISI detectó cinco lanzadores de los misiles S-300VM, con capacidad de derribar aviones enemigos o misiles balísticos, además de un sistema de radar 9s32ME. En base a esto concluyó que “Venezuela aumenta su disponibilidad operacional debido a las tensiones regionales”.

El despliegue de los S-300 durante las maniobras Bicentenario Angostura, realizadas en medio de un contexto de extrema tensión política, ya había sido reportado, pero no se sabía si sería temporal, solo durante el desarrollo de los ejercicios, o si se trataba de un aumento de las defensas venezolanas.

La consultora, que opera satélites EROS fabricados por la industria de defensa de Israel, publicó en febrero imágenes del desembarco y montaje de los S-300 en la base Capitán Manuel Ríos.

Ante los rumores aupados por el régimen de Nicolás Maduro de una posible intervención militar de tropas extranjeras en Venezuela, presuntamente lideradas por EEUU, Rusia extendió apoyo militar a su aliado, prometiendo nuevos vuelos de los bombarderos nucleares Tu-160, como el realizado en diciembre, y una mayor cooperación.

El domingo dos aviones de transporte de la Fuerza Aérea de Rusia aterrizaron en Caracas con 100 militares rusos y 35 toneladas de equipo en su interior, disparando todo tipo de especulaciones sobre sus objetivos, desde el mantenimiento de los Tu-160 hasta el refuerzo del régimen ante una invasión.

El arribo de las aeronaves fue confirmado por Moscú que enmarcó en “contratos de carácter técnico militar que están en proceso de cumplimiento”.

Venezuela posee enormes cantidades de equipo militar de fabricación rusa y la cooperación y asistencia posventa es usual.

En declaraciones a EFE, el diputado opositor Williams Dávila consideró la llegada de la comitiva militar procedente de Moscú a Maiquetía como un hecho “grave”.

“Es extraño que venga una misión rusa contrariando por completo las disposiciones que establece la Constitución nacional, ninguna misión puede llegar a Venezuela si no tiene la autorización de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento)”, afirmó.

Dávila dijo no tener conocimiento de las labores que realizarán los rusos en el país, pero insistió en que su presencia representa una “violación de la soberanía venezolana”.

“Y los militares venezolanos se quedan callados”, añadió.

El legislador venezolano dijo que el Parlamento tomará en cuenta esta “penetración de fuerzas extranjeras en Venezuela” durante su próxima sesión, y que ha enviado una comunicación a la comisión de defensa de la Cámara pidiendo el inicio de una investigación.

El domingo Maduro y Guaidó guardaron silencio sobre el asunto puertas adentro, aunque se conoció que el opositor sostuvo el fin de semana una videoconferencia con líderes del CARICOM.

En un comunicado divulgado este domingo, el bloque caribeño dijo que el encuentro se produjo “de acuerdo con la decisión de la organización de ayudar a facilitar una solución pacífica” a la crisis que atraviesa Venezuela.

La ministra de Asuntos Exteriores de Jamaica, Kamina Johnson Smith; su equivalente en Trinidad y Tobago, Dennis Moses; el secretario general de la Caricom, Irwin LaRocque, y el ministro de Relaciones Exteriores de San Cristóbal y Nieves, Mark Brantley, fueron algunos de los asistentes.

En el comunicado, los participantes calificaron la reunión como un “paso inicial significativo” y señalaron que la cita proporcionó “un mejor conocimiento de los puntos de vista de Guaidó de cómo avanzar en la búsqueda de soluciones pacíficas”.

El Gobierno venezolano, que suele ver en el Caricom a un bloque amigo, no ha reaccionado a esta noticia.

Maduro, en tanto, ha vuelto a postergar la designación de su nuevo gabinete, que se espera desde que el fin de semana pasado su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, informara que el presidente ha pedido la renuncia a todos sus ministros.

Comentarios