UN WATCH entregará premio a Rosa María Payá


UN Watch anunció que Rosa María Payá, una de las principales activistas a favor de la democracia en Cuba e hija del desaparecido disidente Oswaldo Payá, recibirá el premio Morris Abram de Derechos Humanos. El más alto reconocimiento de esta organización suiza, será entregado en la Cena de la Gala Anual 2019 de UN Watch, el jueves 13 de junio en Ginebra.

“Rosa María Payá fue elegida por su valiente defensa de la libertad, la democracia liberal y los derechos humanos universales”, dijo Hillel Neuer, Director Ejecutivo de UN Watch. “Su empeño por liberar al pueblo cubano de la dictadura nunca ha sido más importante que hoy”.

Rosa María Payá es hija del renombrado disidente cubano y activista pro-democracia Oswaldo Payá, asesinado en 2012 en circunstancias por aclarar. En la actualidad Rosa María Payá continúa el trabajo de su padre, fundador del pro-democrático Movimiento Cristiano Liberación, y ganador en 2002 del Premio Sájarov del Parlamento Europeo para la Libertad de Conciencia.


“Me siento muy honrada por este reconocimiento, que me da la oportunidad de alzar la voz del pueblo cubano, aun privado de su dignidad y sus derechos humanos por el régimen en el poder”, declaró Rosa María Payá.

“El apoyo de la comunidad internacional es fundamental para lograr la democracia y la liberación de mi país”, agregó. “Es por eso que este premio reanima nuestra convicción de que el cambio está más cercano cada día”.

Líder de una campaña pro-democracia en Cuba

Rosa María Payá aboga por la democracia cubana a través de esfuerzos locales en Cuba, así como con iniciativas internacionales.

Payá es la líder de Cuba Decide, un grupo no partidista que pide un plebiscito nacional vinculante sobre la cuestión de celebrar elecciones libres y democráticas en Cuba.

Bajo su liderazgo, el grupo hizo campaña durante las elecciones municipales de noviembre 2017 para que los votantes anulasen sus boletas, como protesta ante la falta de elecciones libres y justas. Tras su campaña, más del 30% de los votantes anularon sus votos en los sitios monitoreados por el grupo en toda Cuba.

Más allá de sus esfuerzos sobre el terreno, Payá es una voz que lidera para ejercer presión internacional sobre Cuba y ha discutido este tema en sus vehementes discursos ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el Parlamento Europeo, el Congreso de los Estados Unidos, la Organización de los Estados Americanos, la Cumbre de las Américas, y varios parlamentos nacionales.

Sus esfuerzos estratégicos han logrado repercusiones concretas, como la aprobación de una Resolución por parte del Senado de los EE.UU. en 2018.

Colaboración con UN Watch

En colaboración con UN Watch desde hace tiempo, Rosa María Payá ha participado en los eventos de la organización en parlamentos, en la ONU, y en conferencias sobre derechos humanos. Junto a UN Watch, ella ha testificado sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno cubano y ha pedido una investigación formal sobre el asesinato selectivo de su padre por parte del régimen.

También como presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Payá encabezó una delegación para observar las elecciones legislativas en Venezuela en 2015 y mostrar solidaridad con los defensores de la democracia venezolana.

Rosa María Payá ha escrito varios artículos influyentes, incluida una carta abierta en 2014 al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en respuesta a los cambios de su política hacia el régimen cubano, así como un artículo editorial en The Washington Post.

People en Español eligió a Payá como una de las “25 mujeres latinas más poderosas” en 2013. Y en 2018 ella resultó finalista del prestigioso Premio de Derechos Humanos Václav Havel, conferido por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

El Premio Morris Abram y UN Watch

Este premio, que es la máxima distinción de derechos humanos de UN Watch, conmemora el legado del fundador de UN Watch, el finado embajador Morris Abram, un pionero en la defensa de los derechos civiles, también diplomático y delegado en la ONU, que en 1963 ayudó a ganar el caso histórico de la Corte Suprema que concedió igualdad de voto de los afroamericanos.

Los ganadores anteriores de este prestigioso premio incluyen al periodista turco Yavuz Baydar; el disidente chino Yang Jianli; Antonio Ledezma, alcalde de Caracas y ex preso político; el disidente ruso y ex campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov; la Dra. Massouda Jalal, primera Ministra de Asuntos de la Mujer en Afganistán; y Esther Mujawayo, una activista a favor de las víctimas del genocidio en Ruanda.

UN Watch organiza la Cumbre Anual de Ginebra para los Derechos Humanos y la Democracia, una reunión clave para el encuentro entre disidentes, y trae a las víctimas a declarar ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, incluidas personas de Cuba, China, Egipto, Libia, Corea del Norte, Siria, Sudán y Venezuela.

Comentarios