ULTIMA HORA

¡Aplastante! Cuatro verdades sobre el tema cubano. Alexis Jardines

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Aunque usted no lo crea, la política del presidente Obama hacia Cuba se justificó con un solo argumento: la anónima definición de locura que circula por internet. El hecho es preocupante, pues afectar la vida de 11 millones de personas en base a una trivial definición ad usum es algo que pasa de lo simplemente osado. En esencia, la moraleja del enunciado en cuestión es que cuando transcurre un tiempo razonable sin obtener frutos hay que abandonar la empresa. De aquí se sigue como corolario que la llamada política de aislamiento a Cuba debe ser descartada porque no ha funcionado.

Apliquemos pues a Obama su propia receta. Al cabo de un año de concesiones a la dictadura castrista, el presidente norteamericano no ha logrado nada a cambio. Encima, la consigna de empoderar al ciudadano, que guiara la campaña de acercamiento al régimen, no pasó de ser una mera declaración verbal. Ergo, la política del presidente hacia Cuba –que, por el contrario, se convirtió en una peligrosa fuente de alimentación de la dinastía militar-comunista a 90 millas de Estados Unidos– debe ser abandonada.
Amén de la falta de resultados, pesa sobre este año de inexplicable entrega por parte de Obama la sospecha de la presencia de tropas cubanas en Siria y los sucesos con los barcos chino y coreano que vinculan directamente a Cuba al tráfico ilegal de armas. Y es que la normalización incondicional está más cerca de reconducir a la Guerra Fría que al empoderamiento de los cuentapropistas.

Pero, hay más verdades que la gente debe reconocer. El acercamiento a Cuba se intentó legitimar mediante una burda campaña de manipulación política en la que, junto a grupos de presión –aliados del gobierno cubano–, ciertos empresarios, el New York Times y la firma Bendixen & Amandi jugaron un papel fundamental. Los sueños de los empresarios se volatilizaron con el paso de los días tras la intransigente postura del gobierno cubano, el New York Times enmudeció al respecto y la objetividad de la encuesta de Bendixen & Amandi quedó en entredicho desde el momento en que los mismos cubanos que apoyaban la política de Obama comenzaron a abandonar masivamente el país justo después del 17D.
Uno de los pilares de la política de Obama fue el tema de la conexión a internet y las comunicaciones. ¿Qué sucedió realmente? Las llamadas a Cuba, tras un año de Luna de Miel entre ambos gobiernos, no bajan de precio (y se sabe que son, probablemente, los más altos del mundo; que ETECSA es un monopolio único y, además, bajo control de la Seguridad del Estado). El gobierno cubano abrió unos escasos puntos de conexión Wi-Fi en la Isla a precio impagable para el cubano de a pie, que debe conectarse en plena calle bajo el sol tropical a más de 80 grados Fahrenheit. ¡Francamente, una burla! A cambio de esa “concesión”, el gobierno cubano rechazó la oferta de Google de proveer conexión Wi-Fi gratis a nivel nacional y –especulando un poco– desconectó a media Venezuela (cuyo gobierno alega ahora que no tiene divisa para pagar internet).
Reparemos ahora en el punto más sensible de todos sin olvidar que el meollo del asunto es la creencia en que la política de aislamiento no ha funcionado. A contrapelo de lo que induce a pensar la encuesta de Bendixen & Amandi, los cubanos de la Isla no culpan al embargo de la situación ruinosa que atraviesa el país hace medio siglo, sino a la cúpula gobernante y al propio sistema socialista y unipartidista implantado por ella.

Cuando el presidente Obama alude a la “fallida” política de aislamiento nunca se pregunta por las causas que impiden su funcionamiento. Este punto se mantiene en una oscuridad tal que al ciudadano común ni siquiera le viene a la cabeza que tal fallo debe tener una causa. Para abordar el problema dividamos esta verdad en dos pasos. Primero, reconozcamos que el embargo sí ha funcionado, si se tiene en cuenta que Cuba llegó al 17 de diciembre del 2015 totalmente en ruinas y su gobierno sin un centavo. Ahora bien, si se pregunta por qué ese gobierno sigue ahí, entonces se impone ser más preciso. Desde el momento en que el presidente Obama no quiere cambio de régimen en Cuba ya pierde el derecho a cuestionarse el asunto de la validez de la política de aislamiento. Pero si lo hiciera, la verdad que le espera es esta: los cubanos no son cobardes, pero tampoco tontos. La Ley de Ajuste Cubano es la verdadera razón por la cual se mantiene la dictadura en Cuba, ya que ha servido de válvula de escape a la olla, cuya presión debió aumentar el embargo de haber sido aplicado con rigor.
Cuando esos potenciales emigrantes, que ahora se las arreglan sin confrontar al régimen, pierdan la posibilidad de establecerse en Estados Unidos; cuando pierdan la esperanza y la ilusión del paraíso terrenal, entonces –solo entonces– se virarán hacia los que dirigen el país y, con la peculiar mirada que la expresión lleva aparejada, les dirán: ¿Qué volá?
Ellos –los dictadores– entenderán.

Alexis Jardines

Académico Distinguido en Instituto de Investigaciones Cubanas, en FIU

Publicado en El Nuevo Herald

¿Qué Opinas?

6 Comments on "¡Aplastante! Cuatro verdades sobre el tema cubano. Alexis Jardines"

  1. Coincido totalmente con Jardines, hace un par de meses atras tuve el placer de saludarlo y hablar con el, y le manifeste eso mismo. El embargo si ha tenido resultados como politica de la Guerra Fria: cortar la expansion de otra Cuba, y que otros imitaran su ejemplo. Hoy dia, nadie que con aspiraciones politicas dice que quiere para su pais un modelo social como el de Cuba, con sus defectos hoy todos quieren ser Brasil. Muchos cubanos dicen unirnos, pero como?, de que manera?. Cuando se les corte la tabla de salvavidas, y que los que llegan a EE.UU, no puedan virar por lo menos con 5 0 6 anhos ya veran que nos viraremos para la dictadura, diremos: ¿Qué volá?

  2. ROSA me encantó su comentario y estoy muy de acuerdo con su opinion. Profesor Alexis Jardines fui estudiante suya en Cuba en la Universidad de la Habana y lo admiraba mucho en ese entonces. Me alegra mucho q haya podido extender su palabra fuera de los limites de la censura de la Isla. Pero habria q hacer un analisis mas profundo de por que el cubano no se revela y trata de escapar. No creo q sellando la unica salida q encuentran los q no tienen familias q los reclamen sea la solucion. Mas bien habria q analizar el sistema de represion mejtal y fisica q mantiene a raya las ideas de rebelarse. El cubano no es cobarde. Pero si se le ha inculcado miedo. Y aunq se digan «cojonudos» si hay miedo. Tanto en el cubano q vive adentro como afuera porq todos tenemos familias a las q dar de comer.
    Las medidas de Obama se estan mirando de forma muy simple y habria q mirarlas a largo plazo. Lo q sucede conviene. Tiempo al tiempo. De cualquier forma seguire pensando toda mi vida q la politica es muy cochina y que el cubano de a pie es quien esta sufriendo las consecuencias.

  3. Se los digo alto y claro:
    LA LEY DE AJUSTE CUBANO NO PUEDE ELIMINARSE HASTA QUE LOS CASTRO Y SU PANDILLA FASCISTA SALGAN DEL PODER EN CUBA…
    Eliminar esa Ley sería condenar doblemente al Pueblo cubano, quien hable de eliminar la Ley de Ajuste Cubano para ponerle presión a la olla y así los cubanos, sin opciones de escape, se levanten en contra de la dictadura, o no conoce al CastroFascismo y sus formas de control totalitario o es un mal intencionado.
    No es una cuestión de cobardía-valentía de los ciudadanos o de arrinconarlos; la cuestión es que el Mundo entero entienda de una buena vez que eso es FASCISMO y como tal hay que tratarlo, la cuestión es dejarnos de tanta muela y UNIRNOS en un objetivo común; ACABAR CON EL CASTROFASCISMO, cerrarle todas las puertas, hablar en todos los foros y LUCHAR, sobre todo los que estamos fuera y podemos hablar y actuar libremente.
    Lo que hay que habría que hacer para acabar con el abuso es prohibir el regreso a Cuba de los que se acogen a esa Ley por al menos 5 años a partir del momento en que se le otorga el asilo, salvo por razones humanitarias bien definidas en la Ley; bajo pena de perder de forma permanente su residencia en Estados Unidos y prohibirles el derecho a visa de por vida… además de limpiar a Miami y otras ciudades de espías, delincuentes y forajidos cubanos infiltrados por los órganos de seguridad cubana que solo buscan dividirnos.

  4. Cubano En Cuba | 20 Octubre, 2015 at 7:21 pm |

    Solo comento: Desde fuera del agua todo el mundo sabe nadar. Vengan a enfrentar las cosas aquí adentro y no teoricen tanto lejos de la candela.

  5. Juan Nuñez | 20 Octubre, 2015 at 3:43 pm |

    Este escrito me ha motivado a expresar lo que pienso al respecto. Lo primero que voy a decir es que los que no tenían que haberse ido de Cuba fueron los que primero se fueron, pues eran ellos los que más poder económico y político tenían en la Cuba de 1959 y ellos hubieran sido los que más hubieran podido hacer para evitar que el gobierno se fortaleciera.
    Ahora bien, como ya eso es agua pasada, no voy a continuar hablando del tema.
    Respecto a que el embargo no resulto efectivo debido a la Ley de Ajuste cubano, no estoy muy seguro, pues Fidel Castro y su pandilla utilizaron el embargo para fortalecerse en el ámbito internacional, apareciendo como una pequeña isla acosada por la mayor potencia del mundo, unido a la gran corriente antinorteamericana existente en el mundo. Más bien yo diría que el embargo legitimó mas al gobierno castrista, debido a lo antes mencionado.
    Por otro lado, creo que la nueva política hacia Cuba, aplicada por Obama, es el comienzo de una serie de medidas, en las cuales está incluida la eliminación o modificación de la Ley de Ajuste, lo cual provocara, a la corta o la larga, que suceda lo que menciona el señor Alexis Jardines, que los cubanos, al no poder venir para los EUA, tendrán que virarse para sus gobernantes y decirles, ¡Que volá!
    Juan Nuñez.

  6. no estoy muy de acuerdo con su teoria, y reconozco que usted es un academico brillante. creo que durante todos los anos que ha funcionado la ley de ajuste C, han habido suficientes millones de cubanos con el sentimiento de que no se pueden ir de cuba, porque simplemente no arriesgarían su vida o no dejarian a su famila atras. y no se ha producido ese viraje hacia el gobierno que usted dice, ni incluso durante el periodo especial, hasta ahora lo que se ha demostrado es que mientras mas miseria hay menos rebelión! gracias a la ley de ajuste se puede decir que hay unos cuantos millones de cubanos que pueden distinguir la realidad, vivir una vida digna y con esto ahora estan en capacidad de ayudar a los que estan dentro desde todos los sentidos. economico, a entender la realidad etc.. Sin ley de ajuste seriamos un pueblo aun mas pobre y mas desorientado, con menos posibilidades reales ahora de hacer ningun cambio. Obama ha logrado mostrar que la culpa es de los castros, y todavia estamos muy cerca de los hechos como para ver sus consecuencias, pero aunque no hubiese logrado nada, de que hubiera servido que no lo hubiera hecho?

Comments are closed.