ULTIMA HORA

Artículo sobre los cubanos escrito por AGUSTIN TAMARGO

Los cubanos

Salen de una isla pequeña y se han diseminado por todo el mundo. Uno es profesor en una universidad de Australia; otro, inauguro en Alaska un restaurante. Nada los detiene, ni el frío ni el calor. Los seduce el trópico de la Florida, pero soportan igualmente a pie firme los hielos de Boston y Nueva York. No mendigan, trabajan. Los que en Cuba eran pobres, aquí son ricos. Los que allá era medio pelo, aquí son pelo y medio. Ningún obstáculo detiene su laboriosidad beligerante si la oferta es digna. Uno es rector de la Universidad; otro, maquilla muertos. Cambian, pero solo en la superficie. En Miami siguen jugando la bolita, peleando gallos escondidos y enviando los hijos a la escuela privada. En Madrid, están contra Jose Luis Rodríguez Zapatero y en Caracas, contra Hugo Chávez, siempre en la oposición.

Se les critica y se les envidia pero en el fondo se les admira. Gallegos por el trabajo y judíos por la voluntad de sobrevivir, constituyen una legión empecinada que no se deja ignorar. Traen su música calurosa, el ruido de sus tambores, los frijoles negros y el bistec de palomilla con moros y maduros. Pero traen sobre todo la simpatía, la cordialidad y la laboriosidad.

Quienes son? Son los cubanos del destierro, la única población mundial trasplantada, que (salvo a los hebreos) en un tercio de siglo no han perdido su identidad. Los que admiraban a Cuba desde lejos como ejemplo supremo de pujanza latinoamericana, los que veían a Cuba como un milagro étnico y cultural, donde todo parecía un relajo pero todo funcionaba bien, ya no tienen que ir a Cuba para conocerla. Aquí la tienen dentro de los mismos Estados Unidos. Esta es Cuba.

Estos son los cubanos. Exagerados, fanfarrones, ruidosos, si, pero también intensos, profundamente creadores y buenos amigos. Y que no han hecho en estos 47 anos de destierro los cubanos para poder sobrevivir con dignidad? Cual actividad manual o intelectual no han ensayado en este o en aquel país, por complicada que pareciera, lo han realizado para no quedarse detrás, para no dejarse discriminar.

En alguna de esas actividades han llegado tan lejos que superan a emigraciones que los precedieron por cerca de medio siglo. No hay hospital en Estados Unidos donde no haya hoy un medico cubano. No hay periódico donde no haya un periodista cubano, ni banco donde no haya un banquero cubano, ni publicitaria donde no haya un publicitario cubano, ni escuela donde no haya un maestro cubano, ni universidad donde no haya un profesor cubano, ni comercio donde no haya un manager cubano.

En las Grandes Ligas del béisbol el nombre de más color y brillo es el de un cubano. En Madrid, el primer poeta latinoamericano es un negro cubano. En la Coca Cola, Kellog’s, McCormick y tantas otras su dirigente fue un cubano. En el Congreso de Washington hay cuatro cubanos, en el senado federal se sientan dos cubanos, el ministro del comercio de E. U. es un cubano, la viceministro de salud es una doctora cubana. Caramba, son unos pocos en este país y llegaron hace muy poco tiempo.

En las tierras prestadas del extranjero parecen llevar siempre en la frente la marca del sitio de donde vienen. Los cubanos llevan a Cuba. La enaltecen y la honran, porque además de en la frente la llevan en el corazón.

Pero hay algo en el desterrado cubano, a mi juicio, superior a esa actividad profesional triunfante, y es su odio al despotismo del que huyen, su amor a la tierra que dejaron. Eso lo separa y lo define. Eso da a sus triunfos en medio del desarraigo, una grandeza que de otro modo no tendría. Por que, preguntan algunos, no se acaban de quedar tranquilos los exiliados cubanos?

Por que no aceptan de una vez que perdieron la batalla? Se han afincado definitivamente en estas tierras hospitalarias que los han acogido y donde viven en lo material muchas veces mejor que como vivían en Cuba. Los que se preguntan, no conocen a los cubanos. El cubano sabe esto. Aun teniéndolo todo, si les falta Cuba, no tienen nada. Quizás por ello han hecho su Cuba aquí. Saben mas todavía que esta prosperidad de que disfrutan, lejos de su isla hambreada y aterrada, es en cierto modo una forma de traición. Por eso, si se le mira bien, se vera que a veces parece que el cubano ríe, pero en realidad esta llorando por dentro.

Le nace el hijo, le crece, se le gradúa en la Universidad, pero el cubano suspira. Ay, si estuviera en mi Cuba! Compra una casa, un auto, o una lancha y sigue suspirando. Ay! Si todo esto lo tuviera en Cuba! De una manera misteriosa, que no puede definir, hay un vinculo con aquello que tira de aquí hacia allá. Ahora que perdió a su país, sabe que no puede vivir sin Cuba, y la suena de noche, y le agiganta los valores y la embellece y la idealiza, y se culpa de no haberla entendido mejor, y la recrea en sus cantos y bailes, y la revive en sus historias en sus costumbres y en sus comidas.

Por que compran hoy los cubanos mas libros cubanos que nunca? Por que tienen sus casas, sus negocios y sus oficinas llenas de palmas, de banderas, de escudos y de retratos de Jose Marti? Por que aunque sean USA citizens SIGUEN SIENDO CUBANOS? Por que se reúnen en los municipios, borrando antiguos antagonismos de partido o clase?

Porque el cubano sabe que lo único auténticamente suyo fue SU CUBA y que a ella quisiera el poder regresar. No les preocupa que le devuelvan la residencia o el negocio, si lo tenían. Lo único que desean es volver a su tierra. La casa donde nació esta destruida, al pueblo se lo han puesto desconocido, la madre ha muerto. Pero no importa. El exiliado cubano quiere de todos modos ir a esa casa, a ese pueblo y a esa tumba. La Patria empieza ahí. En el exilio tropieza, erra y se equivoca, pero esta salvado también porque en el fondo de su ser nunca traiciono a Cuba.

Cuando llegue ese momento muchos volverán, otros no podrán hacerlo, pero la s semillas que dejaron donde estuvieron exiliados no los olvidara, perduraran por siempre y para siempre porque lo hicieron con mucho sacrificio, tenacidad y amor. Y aunque a lo mejor no tendremos la oportunidad de leerlo, muchos escribirán sobre su paso aquí para orgullo de sus descendientes.

Comentarios

20 Comments on "Artículo sobre los cubanos escrito por AGUSTIN TAMARGO"

  1. He leido este comentario y se me ha hecho un nudo en la garganta,soy cubana que sali de Cuba hace apenas 11 meses y siento una nostalgia inmensa.Me siento orgullosa de ser cubana y anoro volver a mi tierra.

  2. . Los cubanos llevan a Cuba. La enaltecen y la honran, porque además de en la frente la llevan en el corazón.dime algo mi isla

  3. es de tamargo y es como la perfecion de la cubania,vale 100

  4. Cheìsimo, autoindulgente, da pena. Damos pena.

  5. ¡Qué buena ese reportaje! Lejos de ser dominados por la melancolía, los cubanos del exilio han logrado construir en silencio grandes empresas, grandes carreras profesionales… la fuga de cerebros, de gentes emprendedoras ha sido el gran objetivo del comunismo en la isla, como decía Cabrera Infante. El reencuentro será pronto y emocionante. Esperemos.Y enhorabuena por este blog comunitario!Un afectuoso saludoPaco

  6. Yo ya no podría regresar a Cuba para vivir ahí, demasiadas cosas me atan a mi nuevo hogar, peo si me gustaria ir antes de morir. Espero que se cumpla mi deseo.

  7. No Tengo una Idea de quien es el autor de este articulo, pero solo le felicito y le doy las gracias a nombre mio y a nombre de todos los que llevamos a cuba en el corazon, en la sangre en la piel , en la voz, soy cubano y apenas tengo 20 años, y sali hace mucho de Cuba y cada soy mas cubano, cada dia hablo mas de mi pais y me lleno de orgullo al hacerlo, cada dia que veo una imagen de la Habana no puedo evitar las lagrimas porque simplemente es la tierra que nos dios la vida , la luz, donded estan los recuerdos mas lindos, la cuba magica, la cuba azul y verde , el caiman dormido que ese tirano ah pretendido mquitarnosla y enlutecer, pero como buen cubano tengo la esperanza y se que dios pondra su mano y algun dia podremos volver y ser felices alli donde el mar es mas azul, donde la palma es mas esbelta , donde el azucar es mas dulce, donde el cubano mas feliz se siente.!!!Dios bendiga a Cuba y todos los cubanos

  8. Magia, es de Tamargo.Saludos.pd: El autor merece la corrección.Felicidades por tu hijito.

  9. Gracias a Victor de su simpatía y admiración por los cubanos.A los cubanos nos duele Cuba!Esperemos sea un día para todos. saludos bonito BLOG

  10. Exiliados sientan nostalgia, aves migratorias en busca de comida lloren, cubanos en la isla aguanten, yo tan solo me reire y tras una copa de vino parafraseare” La vida es una mierda, no importa donde estes.”.

  11. Camilo el artículo me lo pasaron con ese título y así lo publiqué. He leído artículos parecidos de Tamargo en especial uno que publicaron en el Heral a su muerte pero este lo leía por primera vez.Un beso a todos, mucha suerte y mucha magia…

  12. Que bonito artículo, y que buena disección de los cubanos hizo el mexicano…soy Venezolano hijo de cubanos y nieto de cubanos…y nunca había leído una descripción tan maravillosa. la leí a mi familia y los ha hecho llorar de orgullo, alegría y nostalgia por los familiares que siguen en la isla…Un abrazo desde Venezuela

  13. Yo nunca he vivido en USA por mas de un par de semanas cada vez, pero en el poco tiempo que he pasado alli, me pareció que nos quieren y nos respetan. Idem en Canada, y en Europa.Claro, todo esto es según mi experiencia.Saludos.

  14. Magia, este articulo pertenece al fallecido periodista cubano Agustín Tamargo. El mexicano lo publicó en la nación azteca. Nada más.Saludos.pd: Tamargo, hombre importante del periodismo cubano, era considerado por algunos como “miembro de la mafia de Miami”. Escritos como estos dejan en la categoría de panfletos las acusaciones.

  15. Cuando dices “aquí afuera” a qué lugar te refieres? Talvez en México o en otro país, pero aquí en USA, los cubanos ni siquiera tienen admiración ni cariño unos por otros, no digamos ya los no cubanos hacia los cubanos. Muchos bien merecido se lo tienen. Aquí muchos cubanos hace tiempo que dejaron de ser cubanos para convertirse en republicanos, bushistas, anti-latinoamericanos, anti-cristianos, odiadores de los cubanos que llegan y han llegado en los últimos años. En fin, muchos son hoy en dia un montón de viejos rabiosos, amargados, sin principios y malos. No se cuantos sean dentro de la comunidad cubana, quizá una minoria, pero son, sin duda, los que más se hacen notar. El periodista mexicano ignora que este grupo, si se trata de odiar un país, al que más odian con gusto y sin razón es, precisamente, México. Son incultos, brutos, ignorantes etc. Pero son parejos en el odio: el mayor odio lo reservan a sus propios compatriotas. Esa es también una realidad. Y soy cubano 100% y he vivido casi toda mi existencia en USA. NO llegué ayer.

  16. Si que produce una sensación de orgullo y compromiso…Es cierto que en general aqui afuera se nos ve con mucho amor y admiracion. Saludos,

  17. Es profundo este mexicano y ha sabido comprender cosas que llevamos en el alma y no sabemos por qué.

  18. Magia, bonito artículo.Cómo estás?Te dejo muchos cariños.Cubanerías

  19. Esto lo escribió un mexicano?. Entonces es ya cubano, por el amor con que ha escrito. LLoré leyéndolo. Si, es así, llevo algún tiempo aquí, en la otra orilla, hoy soy más cubano que nunca; estoy empezando de cero, luego de haber logrado profesionalmente todo lo que en Cuba se puede lograr, y estoy avanzando, y mis hijos lograrán aquí mucho más de lo que logré yo allá, y les repito, lo lograré todo. Es duro, si, ves el mar y sabes que del otro lado está Cuba, tu familia, tu vida toda, y se llora, mucho, pero no dejamos de trabajar y de soñar, precisamente dos de las cosas que nos quitaron allá.Gracias

  20. Estimada, has traído una joya. ¡Nunca me canso de leer este escrito!Siempre produce una mezcla de nostalgia y alegría, de tristeza y orgullo!Y como siempre, hace bien leerlo.¡Un abrazo!pd.: ¿Cómo estás?…o debo decir “están”?🙂

Comments are closed.