-CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR-

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

‘ En la mejilla ha de sentir todo hombre verdadero el golpe que reciba cualquier mejilla de hombre’, así es el alma humana, ha sido de esta manera siempre, quizás antes de que como homínidos deambuláramos por esta tierra hermosa, escuela de grandes lecciones; la solidaridad con el que sufre, no importando si se ha sufrido ó no en carne propia hace grande el espíritu humano y ha llevado más de una vez a nuestra especie alcanzar estadíos superiores de la conciencia. ‘ Es hermoso ver luchar a un hombre honrado, verlo padecer, puesto que del espectáculo de su dolor se sacan fuerzas para oponerse a la maldad ‘ Siempre han existido seres humanos que lo han dado todo por sus semejantes, sin esperar mucho de ellos, inspiradores de lo que conocemos como patriotismo, si, existe, aunque en nuestra época suene un poco ridículo pretender serlo, el patriota no espera recompensa ni el aplauso de los demás, solo sabe que está haciendo lo correcto, sembrando para que sus nietos quizás recojan el fruto de su esfuerzo. Cuando Pedro Luís Boitel murió en las cárceles cubanas, no lo hizo para que se viera cuan valiente era, lo hizo por no aceptar que se le rebajase su condición de hombre, hoy Boitel es un ejemplo no obligatorio para los que sientan el mismo compromiso por su Patria.
‘ La humanidad no se redime sino por determinada cantidad de sufrimiento, y cuando unos lo esquivan, es preciso que otros lo acumulen, para que así se salven todos’ así vemos en un país de varios millones de personas que solo unos pocos en comparación con su población sean los que empuñen la bandera de la lucha civilista, los que expongan su piel al azote directo del terror e inclusive caigan ante el para jamás levantarse y nos preguntamos y se preguntan muchos ¿por qué no pasa nada?, ¿por qué no se rebelan? y es que para pasar la frontera entre el sacrificio y el escape hay que derribar barreras muy difíciles, primero culturales; y segundo la desición de darlo todo por todos los demás que no te apoyarán, es por esto que esos activistas de derechos humanos merecen tantísimo respeto, porque están ahí solos gritando por los que viran la cara a su paso, por los que nunca comprenderán que por ellos padecen y hasta mueren.
‘ Los grandes derechos no se compran con lágrimas, sino con sangre ‘ Jamás un tirano, un usurpador, un apátrida, un déspota, un megalonaniaco enfermo de poder dará la libertad al pueblo que se la implora, nunca esto ocurrirá y si de alguna manera eso ocurre, esta “libertad” será mediatizada, el tirano de por si solo odia profundamente a su pueblo, está ahí para aprovecharse de el, explotarlo, desangrarlo, inventando falsas morales y complejos de culpa; el tirano lo primero que hace es destrozar la familia, ahondar en los defectos morales del país y extender estos a la mayor cantidad de ciudadanos, el tirano, no tiene excusas, es enemigo del país y es absolutamente inmoral justificar al tirano aunque sea en una centésima, para edificar un país libre se necesita primero que todo edificar paralelamente a las fuerzas demoniacas de la dictadura el andamiaje moral de la población, reafirmarle a esa masa sin futuro aparente que solo será libre el día que ellos mismos comiencen a respetarse, porque el hombre que se respeta no acepta el crimen dictatorial. Honra, pudor y amor son los tres dioses de la libertad.
Cuba es un maremagnum de ideas y sentimientos, nadie tiene la culpa de haber sido manipulado y desinformado por el sistema dictatorial hasta que se da cuenta de esto, luego si continua, es entonces cómplice, solo hay un camino para Cuba, la libertad, un camino que conduzca a una Cuba plural, donde quepamos todos y que no se entienda por tolerancia la aceptación en voz baja del crimen sin castigo, porque entonces esa sería una Cuba incompleta e indigna, hagamos camino, pero con pie firme, sin que el unos deba de temerle al otro, y donde ser políticamente correcto sea el primer pecado de la República.
Patriotismo no es política, el patriotismo está conformado por elementos morales, por amor al pueblo del cual son parte nuestros descendientes, es por ello que por la Patria se muere, por la Patria uno se arroja delante del cañón, porque con nuestra sangre y nuestro sudor se aplana el camino a la República buena, donde tus hijos vivirán contentos y sin miedo; la política es solo el arte de manejar esa República por buén sendero luego de que con tu sangre hicieras el camino donde antes solo había piedras y montes.

Comentarios