ULTIMA HORA

Carta de un cubano socialista a Raúl Castro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Lunes 19 de septiembre de 2016. Distinguido Señor presidente. Debo confesarle que me ha gustado mucho su discurso pues debo intuir que el mismo también es importante para los cubanos que hoy contamos con reglas y una constitución que en barios artículos excluye cualquier posibilidad de elección de nuestro sistema político, económico, social y cultural. Como por ejemplo el ARTÍCULO 39. ch (el cual da acceso o libertad a toda la creación artística… siempre que su contenido no sea contrario a la revolución.) Ó el ARTÍCULO 53. (el cual reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa… siempre que la misma este conforme a los fines de la sociedad socialista.) Por solo citar 2 ejemplos donde podrían quedar evidentes la pruebas de que tan incluyente es nuestro sistema… 




Respetable Presidente, luego de su discurso, debo suponer que nadie le a informado a UD que a los cubanos también se nos ha impuesto un sistema socioeconómico que nos ha convertido en absolutos dependientes de los subsidios y por ende, nos ha arrebatado prácticamente cualquier oportunidad de exponer algún criterio o critica a dicho sistema. Y que ese mismo sistema parece haber olvidado que Todo el poder que ha adquirido la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo ha perdido el pueblo, que no tiene las mismas razones de complicidad en esperanzas y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes… que ese sistema donde el hombre ha pasado De ser siervo de sí mismo, a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, a ser esclavos de los funcionarios, posiblemente no sea el sistema que soñó alguna vez algún cubano. Con el debido respeto señor presidente, quizás UD coincida en que necesitamos debatir sobre aquella frase que afirmaba que; “esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él”. 

Distinguido, su discurso no podría más que hacernos recordar, cual es salario promedio que perciben hoy los trabajadores cubanos, la relación entre este y los precios que nos impone la TRD. Las cifras de desempleados productos de estos bajos salarios etc. así como la realidad que, hoy nos es impuesta mediante el denominado “proceso de actualización” que establece en muchos casos, la obtención de “supuestas mejoras” a cambio del aumento de la jornada laboral más allá de 8 horas y valora su obtención mediante evaluaciones ideológicas etc.  

Respetable presidente, admiro su vocación para defender los derechos humanos de millones de personas en todo el mundo, por lo que intuyo que, en el miso UD incluya a los millones de cubanos que aún no podamos tener acceso a un sistema informativo adecuado y justo que nos permita o propicie acceder a una mayor democracia y por consiguiente, facilite la toma de decisiones oportunas y necesarias por/para con nuestra sociedad o simplemente nos permita gozar del derecho que nos cabría como ciudadanos del mundo a estar informados. Por lo que en el intento de cambiar ello, debamos o podamos valorar contando con su aprobación, la posibilidad de establecer un justo proceso donde sea posible señalar a los máximos responsables por la imposición de esta realidad. Señor, a si mismo podría solicitar a UD. su valoración ante lo que posiblemente sea una muestra de cómo nuestro sistema socioeconómico, no solo ha arrebatado a cada trabajador el derecho a percibir un salario que les permita responder a necesidades básicas ya que este no consigue superar 50 dólares/mes, por lo que ha terminado esclavizando así a las mayorías. Además de, excluir a todos aquellos que difieran ideológicamente al partido y sus intereses políticos de los funcionarios. Y todo Lo cual podría ser comprobado si tan solo es revisado el sistema salarial en Cuba, ya que el mismo impone un sistema de distribución material que obliga a todos o a las mayorías de los trabajadores a depender de subsidios y regalías las cuales en son usados absolutamente como herramientas de sometimiento políticos o de exclusión de quienes divergen. 

Igualmente, solicito su valoración ante las regulaciones que durante décadas pasadas, limitó a los cubanos, la salida o viajes al extranjero de forma legal. Lo cual aunado a leyes/reglas impuestas por el gobierno de los “Estados Unidos” llevo o propicio que no pocos debieran optar por la vía ilegal, convirtiéndolos así, en victimas del tráfico de personas que ocasiona miles de pérdidas de vidas humanas…




Señor presidente, aprovechando esta oportunidad para preguntarle con el debido respeto si, es de su conocimiento el numero de cubanos que hoy no tiene acceso a navegar por Internet debido al grosero precio que su gestión nos impone (2cuc/hora) y si dicho precio UD lo cree justo. Ello atendiendo a los por cientos de utilidades que perciba el monopolio de las comunicaciones ETECSA. O si UD cree justo que los cubanos fuésemos ayer excluidos totalmente del disfrute de los mejores lugares y/o servicios que se ofertan en nuestra Cuba. Y si es posible que ante estas o algún supuesto debate abierto, publico, masivo, incluyente etc. (como podría o debería ser en una sociedad que se autoproclama socialista o defensora, exponente y parte de la democracia) conozca UD el por ciento de cubanos que desaprueba el actual sistema y sus injusticias… su nombramiento como presidente de la Republica, cuales son los espacios que hemos tenido y hoy tenemos para exponer nuestros argumentos y devenidos desacuerdos o si es posible establecer algún proceso que nos permita señalar a los máximos responsables…?

 

Señor Raúl Castro; ante su lejanía con el pueblo o la imposibilidad de acceder a UD le envió por esta vía mis saludos, unidas a mis suplicas para que por favor conceda el espacio que nos permita acceder al necesario debate donde realmente estemos incluidos todos los cubanos. Le pido por favor no me envíe a la cárcel por esto… del mismo modo que como cubano de estos tiempos y como ha de corresponder, le expongo mis agradecimientos por abordar el tema de la base naval y la exigencia de su devolución. Mi respaldo a su palabras de unidad y apoyo a cualquier gobierno que hoy sufre de los bruscos empeños del Imperio y en especial su apoyo al compañero Maduro, el cual considero digno, respetable y valiente defensor de la plena democracia…  
Sin más, les pido mis disculpas por el tiempo que este pudiese restarles 

Nombre: Juan Carlos Chillón Paizán 

Telf. +53 7 6991405 +58 7449033 

Dirección: C.Habana. calle 12 S/N Esquina ingénito. Rpto Lawton. Municipio 10 de octubre



¿Qué Opinas?