ULTIMA HORA

Castro y Timochenko se burlan de Santos, Obama y el Papa. Por Liu Santiesteban

Cuban President Raul Castro (C), Colombian President Juan Manuel Santos (L) and the head of the FARC guerrilla Timoleon Jimenez, aka Timochenko (R), arrive for a meeting in Havana on September 23, 2015. The Colombian government and FARC rebels announced a key breakthrough in their nearly three-year peace talks Wednesday with the signing of a deal on justice for crimes committed during the five-decade conflict. The deal includes the creation of special courts and a broad amnesty, though this will not cover "crimes against humanity, serious war crimes" and other offenses including kidnappings, extrajudicial executions and sexual abuse, said officials from Cuba and Norway, the guarantors in the talks. AFP PHOTO / LUIS ACOSTA
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Castro y Timochenko se burlan de Santos, Obama y el Papa

Por Liu Santiesteban

Parece que hay que ser terrorista para ser considerado por Castro digno de respeto. Para ellos Posada Carriles es terrorista pero Timochenko es un compañero. Quien además formará pronto un partido político con el que podría llegar a dirigir Colombia

Castro prefiere ser mediador en un conflicto ajeno antes que sentarse con su propio pueblo, su propia oposición, su propio exilio y formar una jurisdicción especial que juzgue sus crímenes de lesa humanidad cometidos contra el pueblo cubano.




Castro respeta y busca justicia para las víctimas de Colombia pero llama “mafia de Miami” a sus propias víctimas. A los cientos de miles de cubanos con familiares muertos. A aquellos que también trataron desde 1959 de enfrentarlos con la armas.

Cuando el delegado de las FARC habla de que este proceso en La Habana, con un tribunal especial, pueda servir de ejemplo para otros procesos de paz, en la resolución de otros conflictos, ¿acaso podría concebirse algo parecido en Cuba?

No lo creo porque ya los Castro tienen su partido político hace 56 años que es los que ha movido a las FARC a firmar esta paz: Tener en sus manos el futuro político de Colombia. Y es en esta movida en la que Raúl Castro espera convertir a Colombia en la nueva Venezuela, para Cuba.

Esta es la razón por la que se están demorando las medidas de La Habana con respecto a las aperturas de Obama o los silencios del Papa. Ambos personajes quedarán en la historia como el hazme reír de un dictador que los hizo quedar en ridículo. Y lo cierto es que se lo tienen bien merecido por querer pactar con el Diablo en vez de poner todo el peso de su poder al lado de los oprimidos y la justicia.

Toda esta maniobra de “negociación” entre Washington y La Habana no ha sido más que una cortina de humo hasta que Castro logre poner a las FARC de gobierno títere en Colombia, como hizo con Maduro en Venezuela. Todos los recursos que Castro tenga y los que lleven los turistas americanos a Cuba será eso lo que pagarán: la colocación de unos terroristas narcotraficantes en la presidencia de Colombia.

No me queda más que desearles fuerza y liderazgo a los Colombianos para salir a las calles, a los Venezolanos, a los Cubanos… Porque nos están secuestrando una vez más Latinoamérica y esta vez el Castro es un intrigante discreto profesional, de quién no conocemos sus tácticas diplomáticas porque siempre ha estado a la sombra de su hermano, el dictador, mayor.

Con asesinos intentando tomar el poder político de nuestros países tenemos que ser más valientes que nunca, más determinados que nunca. Hace meses ya que la oposición cubana no cuenta con Obama ni la comunidad internacional, hace apenas horas supimos que tampoco podemos contar con el Papa. Contamos con nosotros y estoy confiada en que con la valentía que se está demostrando en Cuba y el exilio, con la madurez política que están mostrando los líderes principales de la libertad en ambas orillas, nosotros lograremos no solo la justicia y la democracia para Cuba sino también para América Latina.




¿Qué Opinas?