Demuelen la Tribuna que costó 2 millones de dólares


Están demoliendo en La Habana la Tribuna antiimperialista de Fidel Castro.



En el año 2000 a Fidel Castro se le ocurrió la gran idea de construir una tribuna para protestar contra Estados Unidos.

Se suponía que era una Tribuna para reclamar el regreso de Elián González. Todos los cubanos recordamos eso.

Fidel Castro sacrificó miles de niños por reclamar a aquel niño que convirtieron en robot.

Todos recordamos aquel discurso, de tantos, cuando dijo que la Tribuna Antiimperialista costaría 2 millones de dólares y que si alguien tenía algún problema con eso que le reclamaran a él: Fidel Castro.

Obviamente nadie se atrevió a reclamarle nada. La gente que solía cuestionarlo terminaba preso o muerto.

Así en 80 días y en jornadas de 24 horas, en una época de apagones y escasez de leche para los niños, se construyó el protestódromo, como se le conocía.

Con brigadas de trabajadores que tenían unos focos de luz que no se veían ni en el Estadio Latino Americano de Pelota.



Los mismos obreros están trabajando hoy en la demolición y han dicho al diario 14yMedio que construirán unos edificios biplantas de oficinas.

Nadie sabe nada mas. Nadie pagará por el despilfarro de 2 millones de dólares en semejante obra.

Lo único que sobrevivirá es la estatua de Martí con El Niño en brazos apuntando con su dedo a la hoy embajada americana.

Un Martí que hoy estaría señalando con su dedo acusador al PCC, si estuviera vivo, por el abandono y destrucción de millones de niños cubanos. Física y psicológicamente.

Comentarios