ULTIMA HORA

Derrumbe en Malecón 31, La Habana, Cuba. (Vídeo)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Desde el año 2003 había una orden de demolición. En 2018 es que les toca albergue por el atraso y la cantidad de personas en la misma situación.

Raúl Castro al parecer va a dejar que se hunda La Habana antes de legalizar el sector de la construcción como empresarios privados o cuentapropistas.

Hasta el momento el estado controla, materiales como el cemento y la arena, vigas y canillas que solo pueden ser adquiridos en tiendas del “gobierno”.

La venta de materias primas para la reparación de casas y edificios en peligro de derrumbes está prohibida al sector privado así como a las brigadas de construcción que laboran de manera ilegal, pues no existe licencia para abrir una empresa o cuadrilla de este tipo en la isla.

El resultado de esta mala política económica que apuesta por el control férreo para evitar el desarrollo individual; es una capital en ruinas que recuerda escenarios de pos guerra como Kosovo.

Algunas fachadas se han pintado y ciertas zonas reciben mantenimiento decorativo; la realidad en cambio es que 1 millón de habaneros viven en peligro de morir aplastados por sus techos todos los días. Solo para que Castro sea el único beneficiario del sector de la construcción que generaría empleos, ingresos por impuestos y seguridad ciudadana si tan solo fuera permitido desarrollarlo legalmente a los cubanos y no sólo a empresas estatales.

Liu Santiesteban

¿Qué Opinas?