Doblan las campanas en Cuba.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Hoy, contra todo pronóstico, ha amanecido lluvioso. No se equivocaron quienes pronostican, no; madre natura, conmovida por el crimen en el centro de la isla, no pudo evitar cambiar el sol de verano por la tristeza de la lluvia de hoy.
Derrama sus lagrimas sobre todos, porque en el centro de la isla, se ha cometido el alevoso crimen de arrebatar la vida a un opositor al dictador, ¿por qué?. por decir lo que pensaba, por pensar lo que decía, pero no le era suficiente el bofetón a los asesinos, no; su odio al hombre consecuente y respetuoso, usando de la inermidad del asesinado, exigía más, más sangre, más inocentes.
Sea su sangre sobre la dictadura, sobre aquellos que retiraron al relator y sobre los que todavía afirman que en Cuba no se mata por pensar diferente.
Descansa en paz Manuel Acosta, para que cuando llegue la hora de la libertad dances con nosotros, los que te recordaremos y nos unamos todos para pedir justicia, que no venganza.

Comentarios

One Response

  1. YOYINA 11 años ago