Egipto y las plagas de Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Sin el embargo y cedida la base, el régimen de Fidel y Raúl Castro se quedará sin el añejo pretexto por el que mantiene un sistema sin libertad, unipartidista comunista, sin prensa libre, con presidio político, economía socialista de mando estatal y sin propiedad privada (Acosados por una aguda crisis, ahora los Castro ensayan un tibio cambio económico, sin apertura política y pronóstico reservado).
Al trasnochado anticastrismo de Miami y de Washington y al deteriorado castrismo de La Habana les molestan dos factores irrefutables de Cuba:
El embargo (primero parcial, luego total, después reforzado y ahora flexibilizado) ha sido el principal aliado de los Castro para justificar todo en Cuba represión política, desventura socioeconómica y prolongar la locura. Con el embargo, 16 administraciones de 11 presidentes estadounidenses desde 1959 (Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush padre, Clinton, Bush hijo y Obama) ayudaron vía indirecta a los Castro a sostenerse en el poder.
José Meléndez Monge, periodista  y ex corresponsal en Cuba del periódico Excélsior de México, en La República.net

Comentarios