El pueblo americano ha hablado: ¡Victoria Republicana en el Senado!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
El Capitolio de los Estados Unidos al amanecer. Whashington.

El pueblo americano ha hablado: ¡Victoria Republicana en el Senado!
Por Liú Santiesteban.

Habiendo nacido en Cuba, en una dictadura disfrazada de benevolencia, no hay espectáculo que me emocione mas, que una nación entera dando un giro político a su situación.

A la tendencia izquierdista y posiblemente socialista, el pueblo americano ha dicho NO. Un NO rotundo que viene a ser un sí a los valores e ideas que han llevado a este gran país a ser, y mantenerse, primera potencia económica mundial.

A las solicitudes vergonzosas de plegarse ante las dictaduras, financiadas por millonarios hipócritas e ingenuos, publicadas hasta el cansancio en periódicos Irresponsables y Responsables del poder de dictadores latino americanos, el pueblo americano ha dicho NO.

El pueblo americano ha levantado su voz en las urnas, como solo se puede ver en los países en los que la Democracia y la República otorgan y respetan los derechos de sus ciudadanos, de todos los seres humanos. La gran nación americana le ha retirado practicamente todo el poder a aquellos que prometieron lo que sabían no podían cumplir. Le ha dado un voto de confianza literal al Partido Republicano para que lidere y a su vez controle los posibles desvaríos de un presidente de salida, que pudiera ser capaz de cualquier cosa.

El Embargo contra Cuba ahora está mas seguro que nunca. Y por tanto la muerte de la dictadura en Cuba también lo está, aunque condicionada a la muerte de los octogenarios inmundos que nos abusan.

El pueblo americano ha puesto su confianza en el Partido Republicano para que  controle las leyes que se aprueban o no en el Congreso y el Senado. En un gesto de madurez y sensatez tan hermoso que me postra ante este teclado en Nueva York, en felicitación al sistema, los ciudadanos, la educación, la economía y la filosofía de la Nación que todos los pueblos del mundo deberían mirar con respeto y admiración.

El Partido Republicano no es perfecto, pero tiene una virtud invaluable: la capacidad de debatir, el respeto profundo por los derechos y la democracia; y el coraje que ha demostrado durante siglos para cambiar y ceder cuando la necesidad de su pueblo es justa.

No puedo sentirme mas feliz y esperanzada que hoy. Solo me falta asistir a una belleza similar en mi amada Cuba; y a una toma de posesión de Marco Rubio como presidente en los Estados Unidos de América. Amén.

Comentarios