Encuesta en Cuba revela que la mayoría de cubanos quiere un cambio radical en la isla


El 74,5% de los cubanos cree necesario que en la isla se produzca algún tipo de cambio, de acuerdo con los resultados de la encuesta «Urgencia y Condiciones del Cambio en Cuba», realizada entre el 8 y el 22 de julio de 2019 por el Grupo de Estudios de las Dinámicas Sociales, un servicio del Observatorio Cubano de Derechos Humanos.

La opción mayoritaria pide un cambio «radical» (31,3%). Los jóvenes de entre 16 y 24 años son los más exigentes.

Al 35% le gustaría que el cambio trajera como consecuencia «una economía de libre mercado», y al 32,4%, «una democracia y un Estado de derecho».

El 42,8% de quienes exigen cambios, ponen sobre el gobierno la responsabilidad de realizarlos.

Solo un 13.5 por ciento de los encuestados cree que no hace falta modificar nada, en comparación con el 74.5 por ciento que reclama el cambio. A su vez, más de la mitad de los que respondieron a la consulta, el 57.7 por ciento, acepta ofrecer “algún tipo de salida para los responsables del antiguo régimen”.


El sondeo, titulado Urgencia y Condiciones del Cambio en Cuba, fue conducido entre el 8 y el 22 de julio por el Grupo de Estudios de las Dinámicas Sociales, un servicio de OCDH.

En la contundente cifra, los que consideran que el cambio debería ser «radical, que lo cambie todo» suman un 31,3%. Un 22,8% considera que debería ser «moderado, que solo cambie algunas cosas» y el 20,4% lo prefiere «leve, que solo se cambien los asuntos más molestos». Solo el 13,5% no considera necesario un cambio en Cuba.

Los jóvenes de entre 16 y 24 años son los más exigentes con la necesidad de cambio. El 43,5% prefiere que sea «radical». Sumando todas las respuestas de este segmento etario, el 78,9% exige transformaciones de algún tipo en el país. En todos los rangos de edades se impone claramente la opción del cambio «radical», incluso en los mayores de 55 años.



Entre quienes adujeron necesidades de cambio, el 42,8 por ciento desea que se produzca debido a «una decisión tomada desde las altas esferas del gobierno», el 31% debido a una «explosión social» y solo el 13,1% a «un golpe de estado» y el 5,3% a «una invasión extranjera».

Al 35,0% de los que exigen cambios, les gustaría que estos trajeran como consecuencia «una economía de libre mercado». Al 32,4%, «una democracia y un Estado de derecho, donde se respeten los derechos humanos». Solo el 1,7% desea «un régimen dictatorial dirigido por militares» y el 6,4% «la anexión de Cuba a otro país». Los jóvenes de entre 24 y 34 años son los que más anhelan una economía de libre mercado (38,9%).

En relación con las medidas después de producirse un cambio en la isla, el 57,7% desea algún tipo de salida para los responsables del antiguo régimen. En el desglose, el 30,9% pide directamente que se les «perdone» y el 26,8% que se les «permita tener cargos en el gobierno». Un 40,6% cree que deben «ser castigados». Este último dato es especialmente alto entre los jóvenes de 16 a 24 años, donde sube hasta el 52%.



«La encuesta confirma la tendencia reflejada en diferentes estudios, que sitúa a los fieles al régimen y al inmovilismo entre el 13 y el 15% de la población», afirmó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos.

Y además indicó: «Hay que resaltar que la gran mayoría declara que hay que hacer cambios, y que los mismos deben desembocar en un sistema democrático, de libre mercado y donde se respeten a los Derechos Humanos. Sin embargo, uno de los puntos que dividen a los encuestados tiene que ver con la forma de llegar a ese resultado, pues una parte destacada coloca la responsabilidad sobre los gobernantes actuales, algo que probablemente se deba al rechazo a opciones drásticas que desestabilicen aún más la sociedad en crisis, o la sumerjan en un caos social».



Con información del Observatorio cubano de Derechos Humanos y el diario 14yMedio

Comentarios