Enfermos de leucemia en Cuba llevan 2 meses sin recibir medicación

Enfermos de leucemia en Cuba llevan 2 meses sin recibir medicación

Cibercuba/Iliana Hernández, colaboradora de CiberCuba, realizó este sábado una transmisión en vivo para denunciar la experiencia de un cubano que padece de leucemia en Cuba y no ha recibido un medicamento vital para su tratamiento.

Enrique “Kike” Valdés, residente en La Habana, comentó a CiberCuba Noticias que hace casi dos meses el “imatinib”, fármaco empleado en el tratamiento de leucemia mieloide crónica, tumores del estroma gastrointestinal y otros tipos de cáncer, no “entra” en las farmacias.

Kike, paciente del Hospital Clínico Quirúrgico “Hermanos Ameijeiras”, afirma que tanto él como otros enfermos de leucemia en Cuba, han ido en reiteradas ocasiones a la farmacia del centro médico y todas las semanas, el personal ha emitido la misma respuesta.

“Todas las semanas nos dicen: ‘ven la semana que viene a ver si ya entró’ (…)  todas las semanas he estado yendo al Almejeira y no entra, no acaba de entrar “, comenta el cubano.

“He estado dos meses sin el medicamento y es un medicamento que consumo diariamente”, agrega.

Esta “preocupante” situación es incoherente con un sistema que suele presumir de ser una potencia médica a nivel global y de garantizar a sus ciudadanos tener “todas las necesidades cubiertas”.

“Es inaceptable que un paciente de leucemia o todos los pacientes de leucemia, lleven dos meses sin recibir su medicación en toda la Isla”, afirma la reportera.

Actualmente, Kike se encuentra a la espera de su consulta con el médico del oncológico, prevista para el próximo miércoles. “No había tenido la oportunidad de verlo para comentarle también lo que estaba sucediendo, y ver qué explicación me daba él”, indica el cubano.

Ante este problema, Iliana quien estuvo involucrada en la denuncia del caso de Omara Ruiz Urquiola, presentó la idea de hacer una “gran campaña” para hacer saber a Miguel Díaz-Canel  los problemas de los pacientes de leucemia en la Cuba y demandar una sanidad pública de calidad.

Comentarios