Firmas y opiniones. Por Luis Cino.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

“El camino del pueblo” me inspira ciertas reservas por su lenguaje populista como para complacer a todos y la excesiva ingenuidad respecto a la posibilidad de desmontar la dictadura desde sus mismas leyes. Lo cual no quiere decir de ningún modo que uno renuncie a la posibilidad de la lucha por los mínimos resquicios legales que deja “la legalidad revolucionaria”. Pero no es como para hacerse demasiadas ilusiones y creernos que la disidencia interna, aun sin acabar de salir del ghetto, está en posición de dictar condiciones al régimen.

Por mucho que en el documento se esmeren en dorarles la píldora, no veo el motivo por el que los mandamases del régimen estuvieran desesperados por morder el anzuelo y unirse a los opositores en una comisión nacional para cambiar las leyes que les han permitido el control totalitario de la sociedad y gestionar la transición a la democracia. No creo que estén tan desesperados por suicidarse como clase política con poderes absolutos mientras no sientan al pueblo rugir en las calles. Y no es este el caso.

No obstante, es muy alentador que “El camino del pueblo” haya logrado reunir a muchos de los más importantes opositores cubanos. Ojala sea un paso decisivo en el camino de la unidad de la oposición civilista. Pero como conozco bien a muchos de los firmantes, me temo que algunos pronto empiecen a disentir de algunos puntos y hasta de las comas, o a decir que no leyeron bien el texto o no están conformes con que su firma aparezca más arriba, más abajo o junto a la de fulano o mengana.

En su Blog Cículo cínico.

Comentarios

9 Responses

  1. Liú Santiesteban 7 años ago
  2. Anónimo 7 años ago
  3. Anónimo 7 años ago
  4. Tania Quintero 7 años ago
  5. Anónimo 7 años ago
  6. Anónimo 7 años ago
  7. Chris 7 años ago
  8. Anónimo 7 años ago
  9. Anónimo 7 años ago