La izquierda gobernará España pero con varios partidos.


Por Liu Santiesteban
En una elección atípica el Partido Socialista ha ganado las elecciones españolas.

Sin embargo no ha sacado la mayoría necesaria para gobernar solo.

Por tanto tendrá que asociarse a Podemos y otros partidos de izquierda para poder formar gobierno.

Podemos que ha perdido en estas elecciones la mitad de sus votantes en una caída en picada, gobernará por pacto pues El PSOE los necesita para completar la mayoría.

El sistema parlamentario español permite estas aberraciones. En Estados Unidos el sistema existente es muy diferente.

En la derecha el Partido Popular ha perdido también una parte importante de su electorado pero Ciudadanos ha aumentado sus seguidores en un 80%. El partido que más ha crecido desde la última elección.

También VOX se da por ganador pues ha irrumpido con un partido nuevo de derecha Pura y dura y ha logrado más de 2,5 millones de votos. Siendo así la gran sorpresa del día.

VOX se estrenará como partido en el parlamento con 24 diputados. A pesar de la enorme campaña negativa que le hizo toda la prensa y todos los partidos políticos.

Diputados por Partido Político

Ahora con presencia en el gobierno y una cobertura obligada que tendrá que darle la prensa que los ignoraba antes, VOX promete imponerse en las próximas elecciones como una de las 3 fuerzas políticas del país.

Era de esperar que el Partido Socialista sacará un buen resultado pues al estar en el poder tienen más cobertura en los medios de prensa. Entiéndase “publicidad”.

Al mismo tiempo los socialistas en 10 meses han tomado medidas que, aunque llevarán a España a una crisis en los próximos meses, les han ganado votantes en el día de hoy.

Subida histórica del salario mínimo a 900 euros por mes, hace apenas una semana le ganaron votos hoy pero podría aumentar el desempleo y cierre de pequeños negocios.

También Pedro Sánchez se anotó la subida de las pensiones que aprobó el Partido Popukar cuando estaba en el viniendo y a la que Sánchez Votó en contra.

De cualquier modo, Pedro Sánchez podrá estar contento porque mantuvo su partido en el poder pero gobernar le será muy difícil.

Habrá más de 10 partidos en el parlamento y legislar de ese modo será casi imposible.

El panorama que tienen los españoles por delante no es nada fácil pero da esperanza ver cómo Podemos ha perdido la mitad de sus votantes y Ciudadanos y VOX se solidifican como fuerzas políticas.

Comentarios