La oposición cubana y el crimen perfecto.

Por Ana Olema

Esto es como el CRIMEN PERFECTO. 

Todos saben quién es el criminal pero nadie tiene cómo comprobarlo.

Sin embargo, para procesar a ese criminal hay que demostrarlo, tener pruebas y evidencias. Si ante LA LEY, la única herramienta real que existe para que este pueda ser encausado, no cumplimos con todos los recursos necesarios para que esta pueda actuar, de nada sirve que todos sepamos quien es el autor de la trasgresión si no se presentan PRUEBAS

He visto por ahí un cuestionamiento muy curioso, y es el siguiente:

 “¿Por qué declarar nulo, fraudulento, e ilegítimo un proceso en cual se instó a una participación ciudadana?”

 Primero eso es FALSO. A lo que se instó, se invitó, y se promovió, fue a plasmar EL RECHAZO AL SISTEMA. Dicho rechazo, o sea el NO, incluye el VOTO NO, la ANULACIÓN y BOLETA EN BLANCO, y LA NO ASISTENCIA. Todo eso es el NO. Y así fue promovido. Todas esas manifestaciones de animadversión forman parte de la campaña del NO, que aceptaba todas estas acciones como válidas. Es decir, la campaña por el RECHAZO AL SISTEMA Y RECHAZO A LA CONTINUIDAD DE LA DICTADURA.

Esa movilización ciudadana que traspasó las fronteras de la disidencia y la oposición, y CONECTÓ a la ciudadanía, a escritores, periodistas, amas de casa, activistas de la comunidad LGTBQ, cristianos, gente de barrio (recordar las decenas de carteles en las calles, escritas de manera clandestina con YO VOTO NO, NI 1 MÁS), los campesinos, en fin. Esa movilización ciudadana es hoy LA PRUEBA que necesitábamos para desmontar EL CRIMEN PERFECTO, que ya no es tan perfecto.

Se ha denunciado mucho al sistema, sin duda de ninguna clase, pero HOY GRACIAS A ESE NO, el sistema es declarado ilegítimo por la comunidad internacional.

¡NO HABRÁ CONTINUIDAD!

El mundo libre ha sido muy tolerante con la dictadura, y basó su postura en que la “revolución era legítima porque ellos eran producto de un sentir popular, habían bajado de la Sierra Maestra, y tenían un Referéndum de 1976 donde a los ojos del mundo solo 54070 cubanos dijeron que NO”. 

En esa época, la dictadura no tuvo que preocuparse del mínimo escrutinio, habían fusilado a diestra y siniestra pero nadie lo sabía, los plantados estaban encarcelados y muchos de ellos no saldrían al exterior, para poder contar la verdad al mundo, hasta 30 años después. La dictadura como pedro por su casa, sin dificultad, ni obstáculo, ejecutando su CRIMEN PERFECTO.

El tiempo pasó y pasaron muchas cosas. Vino una oposición pacífica, un Proyecto Varela (que es lo más avanzado que hemos tenido como nación moderna), una Primavera Negra, unas Damas de Blanco, etc. Y se fue demostrando, poco a poco, la naturaleza criminal de ese sistema, que hasta ahora jamás había sido cuestionado internacionalmente. Eso gracias a la prisión, y a la sangre, de muchos cubanos valientes e inocentes.

Ya cuando habíamos avanzado un poco en poder evidenciar que ese sistema NO es elegido por los cubanos, que no es legítimo. ¡PUM!. Nos cae el deshielo. Años perdidos. Todo un retroceso. “Cuba se abre, Cuba cambia, Cuba es otra”.-repite la prensa. “Artistas van y viene, Chanel, Intercambio cultural, en fin. Casi aniquilan a la oposición interna, y desmoralizan al exilio. 

Pero un grupo se mantuvo y logró que no quedara impune un sistema que NO es la voz de los cubanos y que es perverso, y vuelve perverso todo lo que toca. Y hasta aquí hemos llegado. 

Ahora el mundo libre nos dice, como la misma LEY: “Ok ustedes dicen que ellos son los criminales, demuestren.” Eso significa, dénnos algo con lo que podamos actuar. Y eso no lo puede hacer nadie. SOLO LOS CUBANOS PODEMOS HACERLO. DEMOSTRAR.

Y ESO FUE LO QUE HICIMOS con el NO. Con la promoción del RECHAZO. Conseguimos evidencia irrefutable, ahora cuando el mundo sigue intentando pasarle la mano al cáncer que tiene podrido toda latinoamérica. Ya no pueden. Nosotros, los del NO, se la pusimos difícil. 

TODOS tenemos deseos de que termine la dictadura, todos queremos que las personas salgan a las calles (salgamos), y reclamen su libertad, todos queremos que sea YA. Pero el deseo es una cosa y la realidad política es otra. Y para llegar a ese punto hay un camino que recorrer, es como una escalera. Y esa escalera tiene varios escalones que subir primero, antes de llegar. 

El CAMBIO se hace con TODA la ciudadanía, no con la oposición SOLA, hay que involucrar a todos, y eso lo logramos con el NO. Que sean los cubanos los que actúen por ellos mismos, y se responsabilicen de sus vidas.

Y, ESTAMOS RECOGIENDO EL FRUTO, los organismos internacionales declaran ILEGÍTIMO el Sistema, una coalición opositora muy diversa declara NULO el proceso y contamos con millones de cubanos para impulsar un cambio de sistema. Ya sabemos que hay un capital humano REAL con el que trabajar. Así que cuando digamos USTEDES, LOS DEL NO. NOSOTROS, aunque no nos conozcamos todos, sabemos quienes somos. Hay un sentido de pertenencia a un grupo social.

Estamos ante la presencia de un movimiento, realmente orgánico, ESPONTÁNEO, que agrupa a millones de cubanos dentro y fuera de la Isla. Un movimiento real que trasciende a la oposición y nos trasciende a todos. Un movimiento que es Cuba. 

¡Somos el NO!

Ana Olema es artista, info activista y productora de TV. 

Comentarios