Limay Blanco renuncia a la santería y se convierte al cristianismo


El comediante cubano Limay Blanco ha compartido un vídeo en directo a través de su perfil de Facebook en el que confirma a sus seguidores la noticia de que renuncia a su antigua religión yoruba para convertirse al cristianismo.

Limay contó que había aceptado a Cristo como su salvador y que incluso tenía en mente convertirse en pastor: “Yo acepté a Cristo como mi salvador, yo quiero ser cristiano, quiero ser pastor.”

20 cosas que hacer en caso de Maleconazo

El humorista dijo que cuenta con el apoyo de su esposa Glenda Media, sus hijos y en especial, con el de su madre: “Vengo de casa de mi mamá que fui a decirle lo que había hecho. Ella me abrazó y ella también lo aceptó”, incluso agregó que la señora le regaló una Biblia.



Al parecer, muchos de sus fanáticos ya se enteraron de su decisión debido a varias fotos que circulan por las redes sociales en las que se ve parte del ritual cristiano al que se sometió el artista: “Se ha desatado un reguero de comentarios por algo que yo decidí hacer en mi vida, quiero que me lo respeten. Respeten lo que hice”, comenzó Limay su transmisión.

Espionaje castrista en aeropuerto de Miami desata escándalo

Las imágenes, compartidas por el usuario Adrián Pose, reflejan el día de la conversión del humorista. “Limay tocado por la presencia del Espíritu Santo en Casa de Gloria, renuncia a la brujería y le entrega su vida al Rey Jesús”, añade la fuente.

“Muñi Muñi” quiso tranquilizar a sus espectadores dejándoles saber que se encontraba perfectamente.

Asimismo, quiso aprovechar la ocasión para pedir respeto ante su nueva inclinación religiosa: “Me siento bien, le pido a todos mis amigos que respeten mi decisión ya lo hice, ya lo decidí. Quiero que me acepten y no me lo reprochen. Desde ayer soy otra persona, me siento muy bien, estoy contento conmigo mismo”.


En cuanto a su trabajo, el artista comentó que seguiría haciendo sus populares espectáculos humorísticos, aunque con el tiempo iba a hacer algunos cambios para evitar las típicas jergas callejeras que tanto suele mencionar en sus actuaciones: “No va a cambiar nada, voy a seguir trabajando.”

Por otra parte, Casa de Gloria también compartió otras instantáneas en su cuenta de Facebook que muestran el momento en el que destruyeron el altar de santería que poseía Limay en su casa y donde se pueden apreciar los artículos yoruba dentro de varios sacos.

Comentarios