Los 10 inventos incomibles del castrismo


1- Picadillo de Soya

Este podría parecer algo saludable y delicioso a juzgar por el nombre pero la realidad dista mucho de serlo. El llamado picadillo de Soya no tenía carne de res ni tampoco mucho frijol de Soya.

Hay varias leyendas urbanas que hablan de sangre de toro mezclado con frijol de soya y piltrafa de res.

Uno puede hacerse una idea de lo que pudiera ser por la Foto.

El Partido Comunista de Cuba eliminó la carne de res para repartir esto a razón de una libra por persona, al mes. A día de hoy todavía se reparte.

Surgió cerca de 1994 cuando Cuba sufrió una de sus peores crisis económicas tras la caída del campo socialista. Esa que llamaron período especial para evitar decirle crisis económica. Hoy en día está prohibido llamarle período especial a la nueva crisis.

2- Verdolaga, la Pangola y la Moringa.


Todas son hierbas que Fidel Castro en distintas épocas decidió que iban a sustituir la carne de res.

Esta sustitución constituyó una de las obsesiones De Castro que destruyó la industria ganadera cubana.

La producción de carne de res con experimentos como el de las vacas en aire acondicionado solo en la cabeza con la teoría del hipotálamo. O la mezcla de genes de vacas rojas y negras o la siembra de plantas más ricas en proteínas son algunos ejemplos.

Para esto quedó el comandante para posar con la Moringa tipo el Padrino después de 60 años de abuso al pueblo cubano.

Nada explica las leyes absurdas contra los campesinos que tengan vacas que no pueden matarlas ni para comerlas o venderlas. Y si lo hicieran pueden pagar hasta 10 años de cárcel. Más que por matar a una persona.

La pangola se impulsó en los años 60, la verdolaga en los 90 y la moringa en 2015. O sea cada 30 años mas o menos.

3- El café con chícharo.


Cuba también era un país productor y exportador de café en 1958. Se auto abastecía de este producto que tenía fama por su alta calidad por encima del grano colombiano.

La revolución de Fidel Castro y el partido comunista también se encargó de destruir eso.

En el año 1970 a FidelCastro de le metió en la cabeza que harían 10 millones de arrobas de caña de azúcar en la zafra de ese año. Algo que no se había logrado ni en la mejor época económica de la República.

Para lograrlo se destruyeron todos los campos de Cuánto cultivo había en Cuba para sembrar caña. Incluido en café.

Así en un solo año se acabó con la agricultura de un país que hasta ese momento producía todo tipo de frutas, verduras y animales.

Y nos e pudo llegar a los 10 millones por supuesto. Solo se alcanzaron 8.

El café con chícharo es el que reparte el partido comunista a razón de media libra por persona al mes desde entonces y hasta nuestros días.

Se tuesta el chícharo como si fuera café y se mezcla con los granos de café tostado para molerse.

4- Perro sin tripa

Se suponía que fuera lo que el mundo conoce como perro caliente. Sin embargo su sabor variaba cada vez que lo comprabas.

Si contenido en ingredientes tampoco se ha desvelado nunca por lo que resulta imposible decir de qué se trata.

De cualquier manera no es un hot dog americano y mucho menos un Frankfurt alemán.

En todo caso es un misterio.

5- Bistec de toronja.


Esta fue una de las grandes humillaciones que sufrió Nitza Villapol. Una cocinera que por casi 50 años condujo un programa de tv llamado Cocina al minuto.

La pobre terminó por retirarse cuando tuvo que dar como receta el picadillo de cáscara de plátano que bien podría ser otro número en esta lista.

Debo decir que comí el bistec de toronja siendo una niña. Mi abuela me mintió diciéndome que era un bistec de pollo y yo descubrí la mentira. Le dije que nunca mas me volviera a dar aquel pescado empanizado. 😳

6- La pasta de oca.

Esto es algo que nadie sabe lo que se suponía que debía ser. Lo que llegaba a las cocinas de las amas de casa en Cuba, a quienes habrá que hacer un monumento algún día, era una pasta realmente asquerosa que no era oca ni la cabeza de un guanajo tampoco.

Juzguen usted por la Foto y la épica en la que surge, como casi todo en esta lista fue durante el período especial de 1994.

Período que despareció los gatos de todos los barrios habaneros en los que pululaban. Período que parió el maleconazo y la crisis de los balseros que fue la solución que Fidel Castro le dio al maleconazo.

7- Croquetas de subproducto de pollo o cerdo.

Esto fue algo que surgió en la misma época y se comenzó a vender en los puestos de frutas ambulantes en lo que solo hubo fritas o hamburguesas en los 80. Antes del 59 también por supuesto.

Estás croquetas de “subproducto” tampoco se sabían a ciencia cierta de qué diablos estaban hechas.

En el imaginario cubano o humano el “subproducto” de pollo o cerdo no era carne sino pesuñas, patas, cartílagos etc.

8- Cerelac.

A primera vista esto podría imaginarse delicioso. Pero en realidad era muy malo.

Se ideó para sustituir la leche que ya no había ni en los centros espirituales.

Se suponía que debía ser como esa maravilla que vende Nestlé para niños pero no.

La realidad era una pasta viscosa con color de caca. Se servía aguada como para ser leche. O también muy espesa y dulce como postre.

Ambas versiones sumamente desagradables.

9- Los pollitos Perez Quintosa.

Estos fueron 10 pollitos vivos recién nacidos que se repartieron a cada familia en toda la isla.

Te los vendían en una caja con pienso y había que ponerles un bombillo encendido las 24 horas del día.

Les decían Perez Quintosa porque morían rápidamente.

Ese era el nombre de un policía que mataron a balazos para salir del país por la Payá de Tarará. Y que murió en el hospital tras 37 días de agonía.

La gente suele ser cruel con el estómago vacío.

El número 10 está por venir. Será inventado en estos días con la nueva crisis que se avecina.

Tal vez sea jutía o avestruz.

Espero que los cubanos digamos basta y exijamos un plebiscito vinculante para acabar con este círculo vicioso y esta vergüenza nacional.

Comentarios