Los cubanos podrán elegir si quieren socialismo o NO.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Liu Santiesteban

Hay que tener cuidado con lo que se desea, porque puede hacerse realidad. Dice el dicho.

Este sábado Raúl Castro anunciaba, veladamente, en lo profundo de dos horas de discurso, que el socialismo en Cuba será llevado a Referendum, junto a otros cambios a la constitución. Afirmó varias veces que nunca abandonarán el socialismo mientras como quien no quiere decirlo pero tiene que hacerlo,  murmuraba: si es acaso posible…

El referendum que, se celebraría antes de 2018, estará muy lejos del planteado por el proyecto Varela, también quedará bien alejado del plebiscito que ha promovido por 3 años Cuba Decide. El referendum de Raúl Castro, pretenderá hacer legal el capitalismo para el estado y el socialismo para el pueblo.




Todo en un paquete que tal vez incluya algo que el pueblo desea, o tal vez no. Hemos visto que conectar con el pueblo y sus preocupaciones no es el fuerte de Raúl, ni su intención. El segundo Castro ha resultado ser mas agresivo que el primero: Hace las cosas que le interesan a él y el pueblo que se aguante.

Entonces tenemos un escenario que yo había previsto y denunciado en cuanta reunión fui el año pasado. Sabía que Raúl Castro quería hacer un referendum desde el momento que vi a la “oposición leal” defendiendo el Plebiscito de Rosa Maria Paya, de manera sorpresiva en 2015.

Sabía además que Raúl nunca haría un plebiscito o referendum en condiciones de igualdad para las opciones que se ofrecieran, ni con acceso a la prensa nacional, ni con libertad de nada.

Es un Referendum para que los cubanos, una vez mas, voten por la opresión, la esclavitud y la injusticia, los bajos salarios, la internet censurada, la discriminación racial y sexual y por lugar de residencia. Porque eso es lo que significa mantener hoy día el socialismo en Cuba.

Ramiro Valdes al escuchar a Raul Castro en el Congreso del Partido

Ramiro Valdes al escuchar a Raul Castro en el Congreso del Partido

Al mismo tiempo Raúl Castro ha “destapado la caja de Pandora”; al matar todas las aspiraciones de poder de la gerontocracia en la élite. (fijarse en la Cara de Ramiro Valdes en la foto. Si yo fuera Raul tendría miedo.)
Los ha mandado literalmente a cuidar los nietos y leer libros. Nadie con mas de 60 años podrá acceder a la presidencia. Todo parece indicar que Alejandro Castro Espin, su hijo, sera el próximo dictador, si lo declaran segundo seretario del partido en este congreso, como se ha venido especulando.

Entonces tenemos los opositores que ponernos muy creativos si queremos mover ficha, conectar con el pueblo y ganar ese referendum.

Nos estamos jugando los próximos 50 años en Cuba. Nos estamos jugando el todo por el todo. Habrá muchos a los que no les interesa. Habrá quienes solo piensen en su hoy y su mañana, pero a quienes sí nos importa, debemos reaccionar de inmediato, porque el momento de la verdad, ya esta aquí.

Urge un proyecto de país que enamore e inspire al pueblo de Cuba. Un paquete de medidas encaminadas a solucionar los problemas del cubano de a pie. Un partido que atendiendo a las necesidades de todos los cubanos, de dentro y fuera de Cuba, se gane el apoyo popular que el Partido Comunista acaba de perder para siempre tras este discurso de Raúl Castro.



Comentarios