Multitudinaria despedida a joven asesinado en Cuba


El pueblo de Santiago de Cuba salió en masa a las calles de la ciudad. Cientos de santiagueros dan el último adiós al joven de 21 años Danger Donatié.

Danger era trabajador de Comunales, la empresa del Partido Comunista que se dedica a recoger la basura de las calles.

Como muchos otros jóvenes cubanos, Danger tenía que robar para poder llegar a fin de mes. El salario mínimo en Cuba no supera los 200 pesos ($9.00 dólares) y eso no alcanza sino para comprar dos libras de carne y una botella de aceite o 1 kilo de leche. Literalmente.

Varios son los muchachos que han muerto en Santiago, asesinados en fábricas. Sucede que la juventud suele pagarle a los custodios de las fábricas la cifra de 100 pesos cada uno para que los deje entrar y robar en la fábrica.

Es algo común que ha venido ocurriendo por años ya. Uno de los testigos dice que hace poco murió otro joven a manos de un custodio que le dio una paliza a batazo limpio.

Danger era un joven querido por todo el pueblo de Santiago. Sus vecinos y amigos dicen que era un muchacho bueno y trabajador que no tenía mas remedio que robar para poder mantener a su familia.

Cada noche los custodios se llevan entre 3000 y 10000 pesos (entre 120 y 400 dólares diarios.) La policía permite todo este crimen organizado porque también reciben sobornos de los custodios de las fábricas.

En el video, José Daniel Ferrer, líder de la UNPACU, entrevista a varios amigos, vecinos y testigos de los hechos.

Para cambiar estas cosas únete Cuba Decide.


Comentarios