Padre ofrece 5000 dólares de recompensa por información sobre asesino de su hijo


Un joven de origen cubano ha muerto este lunes en el hospital tras recibir tres balazos en el condado Opa-locka en Miami-Dade para robarle un iPhone y una cadena, según reporta la cadena Telemundo 51.

“En vez de salir de la operación, el doctor me dijo que lo mataron. Mi hijo mayor, yo no lo puedo creer”, dijo entre lágrimas a ese medio Omar Álvarez, el padre de la víctima.

El joven salía de su casa para ir a la playa, donde había quedado con unos amigos, cuando recibió los tres balazos que le cegaron la vida.

“29 años tenía, yo estoy dando 5.000 dólares de recompensa a alguien que sepa algo que dé con quién mató a mi hijo por unas cadenas que no eran ni de oro, caballero”, agregó el padre.

Omar Álvarez hablaba en el momento del incidente con uno de sus amigos. Según cuenta su madre, Yaile García, cuando oyó los disparos se asomó por la ventana y lo vio tirado en el piso.

“Lo único que sé es que cuando él estaba en el piso, yo pensé que la persona lo estaba ayudando, pero lo que estaba era quitándole las prendas”, contó a Telemundo 51.

“Lo fuimos a recoger para ir a la playa y cuando llegamos estaba en el piso”, dice su amiga Drialis Méndez.

El joven fue trasladado por helicóptero al hospital Jackson Memorial donde los doctores no pudieron hacer nada, apunta su padre.

Este cubano recibió balazos en el costado del cuerpo y en la rodilla, agrega el citado medio.

“No tiene nombre quitarle la vida a un muchacho que lo que tenía eran 29 años simplemente por robarle un celular y unas cadenas de fantasía”, señaló Juan José Pérez, tío del fallecido.

La policía de Miami-Dade está investigando este asesinato.

Comentarios