Reconciliación y perdón. Por Rebeca Ulloa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

“RECONCILIACION Y PERDON”
Texto: Rebeca Ulloa
Caricatura: Arístide

Esta visita del Papa a Cuba, en este 2015, fuera muy buena, histórica, trascendental y todo lo que se quiera y se dice, si de veras hubiera existido un acto de contrición por parte de los Castro. Resulta que ellos, los tiranos, los victimarios, los que han ejercido su poder abusando de tiempo, espacio y acción, durante más de medio siglo aceptan de buen grado que el Papa llame a “reconciliación y perdón”. Les encanta que el Papa pida al pueblo creyente y no creyente que se reconcilien, y yo me pregunto…¿con quién tiene que reconciliarse el pueblo? en todo caso , será que ese pueblo, especialmente el llamado “de a pie” , ése que no participa de los beneficios de generales y ministros, ése que no recibe remesa del extranjero porque no tiene familiares mas allá de los mares, ése que tiene que tasajear un pancito de a medio para que sus hijos desayunen y merienden.

Es lo que ellos quieren, que ese pueblo siga aguantando, que se calle, que no proteste…. Los opositores ¿con quiénes se tienen que reconciliar? Los familiares de los fusilados y desaparecidos en el mar ¿con quiénes se tienen que reconciliar? Los discriminados y encarcelados, atropellados, agredidos, amenazados por pensar diferente ¿con quiénes se tienen que reconciliar?
Ah, sí , espléndido que el Santo Nucio Apostólico pida a los cubanos paciencia, que perdonen, que se reconcilien… y los tiranos, como si no fuera con ellos… y no hay el más mínimo indicio de que ellos se sienten aludidos ni siquiera por el llamado a “reconciliación y perdón” Y no hay duda de que no hay indicio de acercarse a un proceso así por parte de la tiranía, porque no hay ni una señal de arrepentimiento, que dejó bien claro Raúl Castro en su discurso de bienvenida al Papa cuando aseguró que desde hace 80 años hay una excelente relación del Estado Cubano con la Iglesia Católica… o sea que la dictadura no botó, así, literalmente no botó del país a curas y monjas, que no intervino y se apropió de escuelas, conventos y otras propiedades de la Iglesia católica en Cuba, que no expulsaron del magisterio y de otros cargos a profesores por ser miembros activos de una religión, que no fueron expulsados de las universidades a estudiantes religiosos, que no fueron llevados a la UMAP a jóvenes solo por ser religiosos… por favor… un proceso de reconciliación se inicia con el reconocimiento de los errores, de los crímenes, de los abusos, y luego de reconocerlos, arrepentirse. Pero resulta que los Castro ni reconocen, ni se arrepienten del descalabro de todos estos años, y eso que solo estamos hablando con relación a lo que concierne a la Iglesia Católica.

Entonces… el resultado de esta visita del Papa, y quisiera equivocarme, seguramente quedará plasmada en algún logro de parte de la Iglesia… así como con los otros papas se consiguió la celebración de la navidad y el reconocimiento del viernes santo, respectivamente… seguramente y todo parece que sea así… que algo reciba la iglesia como espacio en los medios de comunicación o sabe Dios qué… Pero reconciliación sin reconocimiento y arrepentimiento y por supuesto abandono del poder por parte de los victimarios, en este caso por parte de los Castro NO ES POSIBLE.

Comentarios