ULTIMA HORA

Tribuna Tito: Mamá Comité y Papá Paredón. Por Tito Rodríguez Oltsman. #Cuba 1/2

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
CDR-Marketing de manipulación-Cuba
 

Tribuna Tito: Mamá Comité y Papá Paredón..
Por Tito Rodríguez Oltmans

La familia “Revolucionaria “CastroComunista” de mamá y papá a través de varias décadas ha sido muy prolífera, y por consiguiente sus miembros en la actualidad suman una gran cantidad de parentela, la cual en la actualidad una gran parte de ella se encuentra muy activa siguiendo las enseñanzas de sus progenitores. Esta familia está compuesta, por una parte, de la actual población de La Isla de Cuba.

Son los descendientes de “Mamá Comité y Papá Paredón”. Llamémosle así.
Estos dos sujetos, ficticios en nombre, pero realmente vivos en la doctrina aberrante de la ideología Marxista, y por ende la  del Castro-Comunismo, fué formada por envidiosos y acomplejados que salieron de sus siniestros laberintos mentales para ofrecerle sus servicios de; delación, abuso, asesinato y robo, a la llamada “Revolución” redentora de las clases oprimidas.

Y llegó el gran caos a Cuba. Enero de 1959.

Aprovechándose del “caos” Nacional imperante comienza a regir como supuesto gobierno transitorio, el Movimiento Comunista (La Revolución), la cual le dio amplias facultades, patente de corso marxista, a una “chusmocrasia” llena de complejos. Populacho que habita en todos los pueblos del mundo, el cual se mantiene frenado por las leyes vigentes de cada país.


En la primera década, desde muy temprano, comienza la destrucción sistemática de La Nación Cubana.

Lo primero fue; “sembrar el terror”, y por ellos los fusilamientos, asesinatos, abusos, las llamadas expropiaciones, las llamadas intervenciones, la creación de los organismos de represión y tortura (G-2 DTI PNR CDRs), las inhumanas prisiones y el maltrato colectivo a todo cubano decente que por solo manifestarse en contra era considerado un enemigo del Estado. La gran ayuda que presta al control total de la población los Comités de Defensa de La Revolución. Poderosa organización que vigila y denuncia a la ciudadanía, en ella se destaca “Mamá Comité”, personaje femenino que en un por ciento alto era La Presidenta de dicho grupo. Este aparato envió a las prisiones e incluso al paredón de fusilamiento a miles de cubanos. Miembros de este aparato eran los que el MININT enviaba a la casa del cubano que había solicitado irse del país. Cuantos cientos de miles, sí, cientos de miles de cubanos fueron despojados hasta del cepillo de dientes por Mamá Comité al haberle sido hecho el siniestro y famoso “inventario” por haber solicitado la salida legal del país. Cuánto dolor y sufrimiento proporcionó directamente este elemento de “Mamá Comité”.

Y todo por envidia, aberraciones y complejos de estos sujetos.

Papá Paredón” era un envidioso, lleno de complejos, que desde el principio vistió el uniforme de La Milicia, o, pasó a formar parte de las filas del llamado Ejército Rebelde, o se integró a las huestes uniformadas del Ministerio del Interior, y dado a su capacidad intelectual fué; desde un esbirro raso, hasta un oficial esbirro. A este sujeto en el barrio todos le temían, incluso los propios miembros de Los Comités, pues dado su poder, podía desgraciarle la vida a cualquiera que él quisiera, ya fuera por un asunto personal, o, por cualquier motivo que él escogiera. Su legado era el odio con fuerza.

Y con estas descripciones de caracteres se formó el ente revolucionario. La generación degenerada. Los responsables de la destrucción de Cuba.

Estos elementos desde el principio de su nefasta carrera se plegaron totalmente a los llamados credos revolucionarios, a las interpretaciones diabólicas de Fidel Castro, y a los mandatos de los Mayimbes.
Y así, Mamá Comité y Papá Paredón comienzan a criar a sus retoños, afirmándoles los credos satánicos envueltos en la pañoleta de Ché. Eliminaron el santoral cristiano nombrando a sus hijos con nombres raros ajenos a este, y por consiguiente se crea la generación “Y”, más los que inventaron sin sentido ninguno, solo para estar de acuerdo con las máximas ateas del marxismo. ¡Qué ejemplo para esa niñez y juventud!

Pasan los años, lustros y décadas. Los niños pasan a jóvenes, y los jóvenes a adultos. La mayoría de los hijos de “Mama Comité” y “Papa Paredón” ya bien por convencimiento ideológico propio, o por presión social, entran a formar filas; primero, de La Unión de Jóvenes Comunista (UJC), y más tarde a miembros activos del Partido Comunista (PCC). Siguiendo el ejemplo de sus padres, muchos entran a formar parte del engranaje del Comité de Defensa de su barrio. Y otros de acuerdo con sus ambiciones y condiciones físicas entran en El Ejército (MINFAR), o, el Ministerio del Interior (MININT).

Fin de la primera parte.
Enviado por el autor.

¿Qué Opinas?