(Video) Damnificados del tornado en Luyanó aun entre escombros


Han pasado más de tres meses del tornado que azotó varios municipios de La Habana, y aún hoy muchos damnificados no se han recuperado de los daños materiales.

A estas alturas, lo que la damnificada Maida Caridad Vega Prieto quiere es que se presente en la zona el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel: “Yo quisiera que viniera hasta el mismísimo Díaz-Canel y me dijera cual es la situación aquí, porque veo que se han arreglado muchos lugares, pero en esta parte de Luyanó nada. Nosotros verdaderamente estamos muy preocupados con esta situación y queremos una solución”.

Así mismo Vega Prieto, quien vive la barriada de Luyanó en el municipio Diez de Octubre, dijo al medio CubaNet que no ven adelanto y la brigada “viene un día y no regresa”.

“Estuvieron la semana pasada tratando de tumbar el techo del edificio, pero no terminaron el trabajo y ya se los llevaron. Todo es muy lento, y siempre tienen una excusa: que si no tienen herramientas, que se les rompió la carretilla. En esta gracia ya llevamos tres meses esperando por una solución”, señaló.



Aunque se han presentado funcionarios del gobierno, María Caridad apunta que “igual no avanzamos y necesitamos verdaderamente más apoyo. Ellos dicen que sí, que van a adelantar, que vamos a salir adelante, que para agosto van a estar listas las casas pendientes, pero yo estoy desesperada porque no veo avance alguno, porque, en el caso de mi casa, no han venido a hacer nada desde que pasó el tornado”.

Por su parte, Francisco Rivero Pérez, otro de los damnificados de la zona, expresó: “Llevamos tres meses sentados en el portal, sí, han venido del partido, pero lo único que nos han dicho es que esperemos, que van a atendernos, pero no hay soluciones, dicen una cosa, pero hacen otra”.

“Pensé que el centro de trabajo me iba ayudar económica o materialmente, porque yo estoy en la calle, pero resulta que fue todo lo contrario. Me dijeron que como tenía esta situación tenía que pedir una licencia sin sueldo. Esto se lo he planteado a todos los que han venido, y lo que me han dicho es que eso es problema de mi centro de trabajo. Ni el sindicato, ni el partido, ni nadie del trabajo ha venido por aquí”, sostuvo Francisco.

El tornado del pasado 27 de enero en La Habana dejó un saldo de 7 personas muertas, 195 heridos, y se contabilizaron unas 7.800 casas dañadas, 730 de ellas derruidas totalmente.

Con información de Cubanet y CiberCuba

Comentarios